Solo por este mes obtén la visa y trabaja en Estados Unidos

En estos momentos la situación económica esta realmente afectada, encontrar trabajo en los Estados Unidos puede ser un proceso arduo. Además el mercado laboral al que aspires a postularte, dependerá en gran parte de la condición legal en la que estés, el nivel académico que tengas, el dominio del inglés y experiencia profesional del cargo que deseas.

Existen programas de trabajo y estudio te permite estudiar inglés y prepararte
para entrevistas laborales, antes de tomar un trabajo de media jornada durante
el programa.

Hablar inglés es una habilidad vital en el competitivo mercado de trabajo
internacional. Tomar un curso de trabajo y estudio impulsará tu conocimiento y te ayudará
a destacar entre la competencia. La gran mayoría de los trabajos son remunerados
y te permitirán ganar dinero extra, además de vivir esta experiencia.
Algunas vías para que un estudiante extranjero pueda trabajar en Estados Unidos son las siguientes:

Algunas universidades e institutos estadounidenses permiten a los estudiantes extranjeros trabajar dentro del campus universitario durante el primer año académico, realizando labores sencillas vinculadas a la cátedra, biblioteca, administración o áreas verdes. Por estas actividades el estudiante recibirá un sueldo bajo, pero lo más importante es que puede ser exonerado del pago de la matrícula y eso ya es ganancia.

También existen los programas de educación cooperativa entre universidades y empresas. Este programa, también conocido como Co-Op, le permite al extranjero estudiar y trabajar fuera del campus universitario, percibiendo un sueldo de acuerdo al mercado laboral. Acceder a este programa implica cumplir con ciertas condiciones, como mantener un promedio mínimo de notas y tener autorización del consejero estudiantil.

Los estudiantes que ingresaron a Estados Unidos con la Visa F-1 (Visa de estudiantes a tiempo completo) o la Visa J-1 (Visa de intercambio educacional y cultural) también pueden trabajar siempre y cuando se presenten motivos excepcionales, tales como: crisis económica en el país de origen, o gastos por tratamiento médico o accidente.
El permiso para trabajar se presenta ante el Servicio de Inmigración, pero primero deberá ser aprobado por el consejero académico para estudiantes extranjeros. Cabe mencionar que el emigrante deberá mantener su condición de estudiante a tiempo completo para acceder a este permiso y deberá encargarse de la búsqueda de trabajo dentro o fuera del campus universitario.

Por último, también existe otro programa de intercambio estudiantil importante, conocido como Au Pair, un programa dirigido a mujeres jóvenes que deseen trabajar como niñeras en Estados Unidos, donde además de alojamiento, recibirán alimentación y un sueldo por parte de la familia empleadora.

En resumen, a pesar de que las leyes migratorias estadounidenses pueden prohibir a los estudiantes trabajar y estudiar a la vez, existen algunas maneras de conseguir hacerlo legalmente, sólo debes explorar las posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *